Cambio del Modelo Energético: una necesidad ineludible.

Falta la revolución energética que democratice la gestión de la energía.

miércoles, 17 de agosto de 2011

No hay equidad en el sector eléctrico



Nos unimos en Lituus a la campaña de información sobre la situación del sector eléctrico reproduciento integramente aquí, sin añadir comentarios,  un artículo publicado en  Noticias de Navarra el pasado 15 de Agosto de 2011.

Una de las primeras consecuencias de la liberalización del sector eléctrico de 1997 fue una subida del 4,5% en la tarifa eléctrica para que las compañías pudiesen recuperar íntegramente las inversiones que habían realizado en nucleares, hidroeléctricas y térmicas de carbón. Y es que las reglas del juego habían cambiado. Por cierto, según el exministro de Industria Joan Clos, los consumidores pagamos 2.500 millones de euros en exceso de los que nada se sabe.

A finales de 2010 había 27.000 MW de potencia en ciclos combinados de gas conectados a la red, es decir 18.000 MW más de lo que estaba planificado en 2002. El actual ministro de Industria Sebastián advirtió que las empresas privadas que acometieron estas inversiones debían responsabilizarse de los riesgos en los que incurrían, pero finalmente decide mejorar la ayuda para compensar la escasa rentabilidad de la inversión que está ofreciendo este sobredimensionamiento: 730 millones de euros anuales en concepto de ayudas a la inversión y pagos por capacidad.

Se aprobaron a principios de 2011 ayudas al carbón por valor de 700 millones de euros para estos 2 años. Este sector sin ningún futuro ha recibido 16.000 millones de euros en 15 años en forma de subvenciones a la producción y no a su reestructuración. Para paliar el déficit de tarifa, que ya asciende a más de 20.000 millones de euros, se decide contravenir el precepto de seguridad jurídica aplicando medidas retroactivas a la generación eléctrica con la tecnología más democratizada, la solar fotovoltaica, con la finalidad de ahorrar 650 millones de euros anuales hasta 2013.

Con el sector monopolizado, se carga sobre los consumidores eventuales futuras pérdidas que el cambio de las reglas del juego pudieran ocasionar a las grandes corporaciones. Y cuando el sector se empieza a liberalizar, no se duda en cambiar las reglas del juego para perjudicar a los pequeños actores que acaban de irrumpir.

 ¿Por cuánto tiempo se piensa perpetuar este modelo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada